Ir a la barra de herramientas

Casi todos los divorcios en España se resuelven en los tribunales. Pero hay una alternativa: acudir a la mediación familiar que ofrecen ayuntamientos y comunidades. Un recurso público poco conocido, aunque tiene ya 22 años y que ayuda a divorciarse bien.

error: Content is protected !!